Por qué dejar enfriar la pasta y la patata
consejos, saludable

¿Por qué dejar enfriar la pasta y la patata? Beneficios del Almidón Resistente

En este artículo os vamos a contar por qué debemos dejar enfriar ciertos alimentos después de ser cocinados y antes de ser consumidos.

El ejemplo que os voy a contar hoy es el del almidón.

Para explicar qué es el almidón resistente, primero, tengo que contaros que, hay alimentos que según se coman calientes (recién hechos), fríos o recalentados cambian su composición. El impacto que tendrán sobre tu salud también cambiará.

¿Qué es el almidón?

El almidón es la manera que tienen muchas plantas y cereales para almacenar glucosa ( aporta energía), es químicamente un tipo de polisacárido formado por monosácaridos, que son moléculas de glucosa.

Alimentos como los cereales y los tubérculos suelen tener contenidos elevados de almidón.

Lo curioso del almidón es que no todo se puede digerir, hay una porción pequeña de este que se resiste a la digestión y llega hasta la parte final del intestino, dónde las bacterias lo usan como sustrato (alimento).

Este tipo de almidón se lo conoce como almidón resistente.

Por sus características el almidón resistente podría ser clasificado como un tipo de fibra dietética.

¿En qué alimentos encontramos el almidón resistente?

  1. tuberculos como la patata y la yuca dejados enfriar una vez cocinados.
  2. platano verde o platano macho
  3. legumbres como las lentejas y los guisantes
  4. algunos cereales como el arroz y la avena
  5. pasta dejada enfriar una vez cocinada

La importancia del Almidón resistente

Nuestro organismo no puede digerir el almidón resistente, y esto es lo que hace que este sea tan importante: éste llegará a la última parte del intestino (intestino grueso) sin ser digerido, y las bacterias que hay en éste sí que serán capaces de digerirlo transformando el almidón resistente en ácidos grasos de cadena corta. El butirato es uno de ellos, tiene efectos beneficiosos, reduciendo así la inflamación y el riesgo de cáncer en esta parte del intestino.

Hemos hablado del efecto que tiene el butirato cuando las bacterias del intestino grueso lo digieren, pero y cuando pasa este al torrente sanguíneo?

Cuando pasa a la sangre y llega a las células, este mejora la sensibilidad a la insulina y hace que tu cuerpo queme mas grasa aumentando la oxidación en las células musculares.

Este tipo de almidón se puede lograr con diferentes tipos de cocción , pero también lo podemos encontrar de manera natural en algún alimento.

Cuando los alimentos con gran cantidad de almidón se calientan y se dejan enfriar cambian su estructura y el almidón pasará a almidón resistente.

El almidón que cocinado podría ser digerido rápidamente cuando se enfría se convierte en almidón resistente, dejará de ser digerible para comportarse como una fibra, pasará por el tracto digestivo hasta el colon dónde finalmente será utilizado por las bacterias de la flora intestinal y nos podremos beneficiar de él.

Beneficios del almidón resistente:

  • protección frente al cáncer de colon.
  • Efecto antiinflamatorio
  • control del tránsito intestinal (mejora el estreñimiento)
  • estimula el sistema inmune
  • mejora la integridad del colon
  • mejor absorción de glucosa en el intestino.
  • Mantiene la función normal de la microbiota

En personas con sensibilidad intestinal o cuando consumimos una dosis superior a 40 gramos al día puede producir gases, distensión abdominal y diarrea osmótica.

Por todo ésto, os recomiendo que cuando consumáis pasta, tubérculos como la patata, legumbres y cereales, los dejéis enfriar para consumirlos fríos o recalentados, así os podréis beneficiar de los efectos saludables del almidón resistente.

Intentad incluir siempre una fuente de almidón resistente en vuestra dieta, vuestro organismo os lo agradecerá.

receta tortilla de patatas saludable
cena, recetas, saludable

Tortilla de Patatas saludable #healthy

La tortilla de patatas es un plato clásico y tradicional (además de riquísimo) que sin embargo algunas veces nos genera dudas sobre si es un plato saludable o no, y si entra o no dentro de un buen plan nutricional por sus ingredientes: huevo, patata, cebolla, aceite y sal. 

Justamente, estos 5 ingredientes son ingredientes muy beneficiosos siempre que no abusemos de ellos.

Por eso os dejo una receta saludable de tortilla de patatas.

¿Cómo hacer una tortilla de patatas más “saludable”?

Hay 2 diferencias básicas entre una tortilla de patatas tradicional y una tortilla de patatas más “saludable”

  • La forma de cocinar las patatas
  • La cantidad de aceite usado
1- Cocinar las patatas

Las patatas son un alimento hipocalórico (no aporta gran cantidad de calorías), sin embargo el aceite que usamos para freírlas es el factor que incrementa la cantidad de kcal que contiene el alimento cuando lo comemos.

Tradicionalmente, para hacer tortilla de patatas, las patatas se fríen en aceite.

Si las cocinamos sin aceite conseguimos reducir las kcal de las patatas y por lo tanto, reducimos las kcal del plato.

No quiero que penséis que el aceite es malo, simplemente debemos aprender a usarlo y así evitar kcal “de regalo”.

Nuestra propuesta: Si queremos hacer más saludable la receta os proponemos cocinar las patatas al horno sin aceite y con un poco de sal, ya que después ya usaremos aceite cuando cocinemos la tortilla en la sartén.

Otra manera de hacer más saludable el plato es dejar enfriar las patatas una vez cocinadas y antes de añadirlas a la tortilla. Obtendremos  almidón resistente que actúa en el organismo de un manera beneficiosa para nuestro organismo (Hablaremos de ello en el próximo post)

patatas horno
patatas al horno sin aceite
2- Cocinar la cebolla

Hasta que quede dorada, en la sartén, usando sólo una cucharada de postre de aceite.

3- Batir los huevos

huevos

4-Mezclar los ingredientes

Una vez las patatas ya están frías, mezclamos todos los ingredientes con los huevos batidos.

huevos y patatas

5- Hacer la tortilla

Precalentamos la sartén con aceite (aquí podemos usar un poquito más de aceite teniendo en cuenta que ya hemos reducido el aceite haciendo las patatas al horno en vez de freírlas). Yo normalmente no mido el aceite al hacer la tortilla, simplemente que la base de la sartén quede impregnada de aceite, sin pasarse.

 

Os animo a que probéis esta receta. Dejadme comentario contando qué os ha parecido.

 

Espero que os haya gustado, nos vemos en el siguiente post.